CREATIVO, ¿NACE O SE HACE?

Muchas veces escuchamos decir de alguien que es muy creativo, que tiene unas ideas muy originales y diferentes. En cambio, otras veces escuchamos sobre otras que tienen más dificultad para idear proyectos que destacan sobre los demás. ¿Dónde está la diferencia entre las personas creativas y las menos creativas? ¿El creativo nace o se hace?

¡La creatividad puede aprenderse! Se trata de una actitud de la personalidad que todos valoramos y todos deseamos alcanzar, pero creemos que se nace con ella. ¡Pues no es así! A continuación, compartiré con vosotros algunos secretillos al alcance de todos para mejorar vuestro lado más creativo. ¡Comenzamos el entrenamiento!
1 – Rodéate de personas inspiradoras.

El entorno que nos rodea es muy importante. Intenta relacionarte con personas interesantes y positivas. Cualquier conversación o actividad con ellas puede servirte en un momento dado para sacar adelante un proyecto de manera original y sorprenderte. Además, cuanto más variada sea la gente de la que te rodeas ¡más cosas nuevas podrás aprender!

2 – No abandones el método tradicional.

Pinta, dobla, corta, pega… ¡el papel está ahi! Es cierto que el mundo digital nos domina hoy en día. Todo lo hacemos a partir del método digital. Pero no hay nada más inspirados que coger una hoja de papel y comenzar a hacer garabatos.

bloc de bocetos

3 – Lo obvio nunca es bueno. 

Nunca es bueno utilizar las primeras ideas que emanan de nuestra mente. Seguramente, si seguimos trabajando sobre la primera idea conseguiremos obtener algo mucho mejor. Pero nunca llegaremos a esa idea impactante utilizando lo primero que nos sale. ¡sigue trabajando aunque parezca buena a la primera!

4 – Evita la pantalla ante un bloqueo creativo. 

Muchas veces, si estamos delante de un ordenador es muy complicado llegar hasta esa idea perfecta. En algunos casos, la culpa la tiene todas esas distracciones que nos ofrece toda máquina digital (redes sociales, emails, notificaciones, videos, whatsapps…). Mi consejo, aléjate de todo eso, déjate el ordenador y el móvil en casa, ve a pasear, correr, al cine, lee un libro, pasea por las calles de Benissa… alimenta tu mente! Cuando menos de lo esperes, cualquier de esos impactos pulsará el interruptor de tu bombilla.

5- Evita las modas.

Si quieres diferenciarte de la normalidad y tener ideas originales y creativas en tus diseños o en la vida cotidiana, no debes seguir el mismo camino que la mayoría de las personas. Escucha música o visualiza películas que se salen del grupo de lo común, no veas las series que ven todos los demás o descubre nuevas lecturas cada día que no estás dentro de los Best Sellers. Debes buscar tus propias referencias, tu estilo y personalidad creativas. De esta forma,tus diseños llevarán ese sello diferenciados que te caracteriza.

6 – Sigue una rutina creativa.

Como quien sale a correr a diario y mejora sus marcas gracias a ello, realizar algo tipo de ejercicio creativo a diario puede ayudarnos a mejorar cada día. Escribe una página contando tu día o algo pequeño relato, coge un papel en blanco y haz un dibujo… ¡Cualquier cosa puede ayudar a poner en forma tu cerebro!

 

Como puedes ver, hay muchas maneras diferentes de entrenar nuestra parte creativa del cerebro y seguramente, son más sencillas de lo que pensabas. Cuando nacemos, somos un lienzo en blanco está en nuestras manos llenarlo de color y originalidad.

Mireia Ripoll
elcalaixgroc@gmail.com

¡Hola! Soy Mireia, me encanta el diseño, lo que me hace estar en constante formación y actualización. En mis diez años como diseñadora gráfica, he trabajado en diferentes empresas creando y llenando el mundo de nuevas ideas y diseños únicos. He creado marca, realizado fotografías de moda y producto, diseñado y gestionado campañas publicitarias, junto a bonitas identidades corporativas, entre otros. Siempre aportando el valor diferenciador para potenciar así las ventas y tener mayor visibilidad. ¡Aquí me tienes! Lista para que consigamos comunicar lo mejor de tu empresa.

1 Comentario

Publica un comentario