EL #8M YO PARO

El día 8 de marzo, yo Mireia, diseñadora gráfica, paro!

 

Apoyo a la huelga feminista e invito a todas mis compañeras diseñadoras a parar. Ya vale de ser las segundas y tener que demostrar más por el simple hecho de ser mujer.

Recuerdo que hace más de 10 años, cuando estudiaba diseño, éramos 4 chicas en clase y 15 chicos. Eso se trasladaba a la hora de hacer las prácticas en las empresas y más tarde a la hora de buscar trabajo. Siempre me exigían más por ser mujer. Y una vez ya contratada, en nómina todo seguía igual. Recuerdo que le preguntaba a mis compañeros (chicos), qué cobraban y cuando me lo decían, no entendía el porqué de esa gran diferencia!

Ahora ME TOCA a mi, a nosotras. Estoy indignada de que se nos menosprecie a una gran desigualdad en diferentes áreas de nuestra vida.

Vamos a transformar algo tóxico en algo grande y vamos a empoderarnos. Ya que a veces nos hacen creer que nosotras no valemos, o somos inferiores, pero nuestro poder es mucho más grande que todos ellos y cada vez somos más las que sabemos que nos toca mover ficha. También sabemos que esto no será de un día para otro, pero debemos unirnos para luchar contra la desigualdad desde la diversidad.

Además quiero añadir que soy autónoma y como muchas saben eso requiere muchos gastos para que tu empresa funcione y poder así vivir más o menos bien. Y sí, mañana aunque económicamente no sea lo más favorable para mi durante este mes y quizá los próximos… mañana no trabajo, pero el resto de días del año lo haré por el de mañana y por el de todas mis compañeras que no pueden parar. Y porqué como ya he dicho, quiero que mi trabajo se me reconozca igual que el del sexo opuesto.

 


Me uno a la unión #metoca con el manifiesto que han creado para mujeres creativas excepcionales, ya que yo me considero una de ellas. Así que compañeras, gracias por tanto.

Si queremos vivir en un mundo más justo y más libre nos toca mover ficha. Nos toca reivindicar y dar visibilidad a una realidad que es injusta. Nos toca involucrarnos, sensibilizar y educar en un entorno de igualdad real no fingida.

Queremos vivir en un mundo en el que tengamos las mismas oportunidades que nuestros compañeros de pupitre, un mundo en el que ninguna brecha salarial frene nuestros pasos ni interrumpa nuestro camino. El talento y el conocimiento no entienden de género. La recompensa, tampoco debería hacer distinciones.

Una cultura desigual crea desigualdad. En los libros de texto hay un enorme agujero negro justo en el lugar donde deberían aparecer todas esas mujeres geniales que también hicieron historia. Es hora de que nuestras niñas y nuestros niños las conozcan.

La pluralidad nos hace ric@s. Si somos una sociedad plural, debería haber las mismas mujeres que hombres representadas y visibilizadas en diferentes posiciones profesionales, institucionales y artísticas. No debería haber límite.

Ser madre -o decidir no serlo- no debería llevarnos a ningún tipo de renuncia profesional. Porque queremos ser personas completas que se llenan con la crianza, la maternidad y la realización personal y profesional.

Nuestro cerebro es nuestro mejor activo, no unos

labios rojos o un lindo vestido. Y los medios de comunicación deberían mojarse e involucrarse en representar a mujeres no estereotipadas por los cánones de belleza establecidos. La belleza está en todas.

La conciliación familiar debería ser un reto de tod@s. El reparto equitativo de las tareas domésticas, el cuidado de nuestros pequeñ@s y nuestros mayores es cosa de tod@s y no de la mitad de la población.

No queremos caminar solas, porque esta no es ninguna guerra de géneros: queremos pasear juntos. Y que nuestros compañeros, amigos, padres, hermanos… sean cómplices y parte implicada en una lucha por la equidad de género que es de todas. Que nos importa a todas. Y que nos incluye a todas.

Pluralidad y libertad para una igualdad real. #metoca


“Ignoramos nuestra verdadera estatura hasta que nos ponemos en pie”. Emily Dickinson

Ilustración de @Paula Bonet.

 

Mireia Ripoll
info@elcalaixgroc.com

Diseñadora gráfica y enamorada de la fotografía. Me describen como una mujer con mucha fuerza y luchadora. Me divierto bailando. Me ilusiono imaginando. Siento placer al crear y diseñar. Y cuando miro por ese pequeño agujero de la cámara... no hay mejor momento que mirar la vida desde otra perspectiva.

No hay comentarios

Publica un comentario